La pasión del amor

Yo me pregunto ¿que es la piel? ¿que son sus impulsos bajo la orden de la mirada? Cuando se es cretino Yo me pregunto debajo del agua, ¿Qué es la piel? ¿Y solo se atiende los pedidos de una carne tan vacía pero cuando se ama se atiende los secretos del alma, el beso que es simple como el roce del viento se convierte en la puerta de una comunión que hace una sola carne, dos almas.

Debo ser el viento que acaricia el vientre de la tierra con su boca, cuando paso mis labios sobre ti y tu fértil vientre se contrae en frenesí, debo saber en mis impulsos que llevo el instinto del amor como fuego más que como ilusión, debo entender que pido de ti más que como orden, como ruego del corazón.

Has fijado en mí, el temor de no tenerte y morirme de sed, mis manos solo saben leer el amor escrito en tu piel y clamo por tocarte y sentirte junto a mí, debo haber nacido pegado al rumbo de tus pasos que no vivo si no siento el calor de tus besos y tus abrazos.

La música de tus entrañas es la cuna de un nuevo mundo para mi, células tejidas del modo que cautivan mi deseo, si hay un genio que elabora el amor te hizo el hechizo de mi alma y de mi ser, si hay un sendero para cada hombre tu representas mi sendero en este nostálgico atardecer.

Tomo el valle de tu sensualidad y paseo sobre la luz de un hermoso sentimiento, respiro el mismo aire que ha leído la verdad de tus células y aprieto el encanto de tus caderas, me puedes sentir y sabes que mi deseo por ti se hace inmenso, sientes mi necesidad de ti y te das sin limites, sientes mi aliento anclar en tus latidos y somos lo que siempre cuidamos ser, un amor.

Es tan simple la alegría, que va sobre la piel desnuda, sobre las miradas encadenadas a la estimación, sobre las manos que acarician con devoción, sobre los labios que resaltan la fragancia de tu rincón, sobre el respeto que no toca la puerta porque conserva la llave de su bondad.

Y en el principio de la magia esta el amor, fuego que no destruye, que más bien da fuerza para avanzar hasta ese punto donde uno solo se entrega con fe a la esperanza. Y bajo el hechizo de la magia de este amor estábamos como templo tu y yo, cuerpos que se unen bajo el fuego de la pasión, convertidos en antorchas de necesidad de luz y calor, es nuestro amor….

 huberth.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar