poema de arcilla

1455554763626-hola.jpgdentro de mi hay letras de arcilla, hay barro que es maleable a la voz, dentro de mi late una vida que no tiene brillo, solo el rustico color cobrizo de un deseo.

pues el deseo es piel y el anhelo es alma, el color del alma es color de la luz y dentro de este barro la luz pugna por salir convertida en sabiduría. pero mi arcilla es dueña de mi voz y mi deseo es color de la arcilla y quiere siempre juntarse al otro tajo de arcilla que anda convertida en la mujer de mis dias.

tomo de la porción que me toca el amor, la amistad, la compañia y el destino, sin saber donde anclará mi voz para hacerse solamente alma y unirse al brillo de una estrella.

siento la eternidad en la humedad de mis labios y cuando la beso he sentido que ella tambien entiende que jamás moriremos, porque no muere el deseo aunque el barro este disgregado por el camino y no muere el anhelo aunque el alma no puede hablar enmudecida por la cuenca de arcilla.

no muere nada en el regazo del sol, solo se despiden los que viajan de un paraje a otro, solo se despiden los guerreros que se adentran en los vapores de su guerra y solo se despìden los amados que tienen que ir a recoger los frutos de la viña.

yo me encuentro dia a dia con el vapor de mis angustias y me despido dia a dia de la claridad y del espectro, sabiendo que la vida se enfrenta a la muerte pero la muerte es solo la puerta a un parage que nos acostumbraremos igual que nos acostumbramos a este.

letras de arcilla que luego se harán polvo, salen de mis manos y hasta las glorias más iluminadas se hicierón cenizas. letras de arcilla dictadas por mi alma son solo el eco de una voz sin libertad y hasta los imperios mas fuertes se hicieron esclavos de su vanidad y su final.

no detengas tu lagrima, el cantaro imperfecto clama la perfección y es el dolor el que va tallando y cerrando las grietas. un dia avistaras la eternidad y quedaras impregnado de un hermoso instante por siempre.

amo las letras minusculas, porque son las semillas de mi fe, amo el barro que lo puedo moldear entre mis manos y pulir con mis caricias, amo la voz de mi interior que reclama siempre el sentido de mis pasos en justicia,

poema de arcilla..........

Charles.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar